You are here
Home > Nacional > Piden Sancionar Kate del Castillo por exhibir prostitución de actrices.

Piden Sancionar Kate del Castillo por exhibir prostitución de actrices.

Diputados integrantes de la comisión de Derechos Humanos presentaron una solicitud de queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) para investigar y en su caso sancionar a Kate del Castillo, por declaraciones vertidas en un documental en donde sugiere prostitución de actrices.

En una carta fechada el 29 de noviembre, 13 diputados firmantes consideran que en un documental de Netflix, la artista “de manera ligera y sin dar fundamentos ni nombres acusa a artistas mexicanas de prostituirse, incluso señalando que había listados y se ofrecían en comidas”.

NAYELLI LANGARICA

La revelación que hiciera Kate del Castillo en el documental de Netflix donde relata su encuentro con “El Chapo”, colocó a Televisa en el ojo del huracán y a varias de sus actrices al ventilar la existencia de un posible catálogo donde se ofrecía a las estrellas con publicistas y empresarios a cambio de papeles estelares, autos de lujo o dinero.

No es la primera vez que se habla de este tema, en el pasado el productor Mario LaFontane fue despedido de Televisa por hablar de este tema.

“El burdel más grande de México”, esa fue la descripción de LaFontane sobre la televisora que en ese momento era la más influyente.

Las palabras del productor constan en el libro titulado “Soy la dueña” de la periodista Sanjuana Martínez, quien dedica varias páginas al tema “Televisa y prostitución”, un asunto del que muy pocos se han animado a hablar.

Martínez entrevistó a LaFontane para el capítulo “El burdel más grande”, donde reveló que de la prostitución artística a la prostitución sexual únicamente hay “un paso” y que en Televisa eso era una práctica frecuente. El productor laboró durante 28 años en la televisora, participó en el surgimiento de grupos como Timbiriche y Garibaldi.

En el libro se revela que en Televisa había un grupo especial donde estaban las chicas que no eran actrices ni conductoras “pero que estaban buenotas y tenían algo que ver con los ejecutivos. Las mandaban para que hicieran un curso de actuación, de imagen, de cómo maquillarse y todo eso”.

En este grupo especial, los actores y actrices están a la órdenes de la Televisa y, “cuando te llamen o te digan que tienes que prestarte para ir a la fiesta de ejecutivo, lo tienes que hacer. Es el grupo de las que sí se sabe que van a ganarse una novela, pero ya sabes de qué forma”, relató el productor.

Secreto a voces

El productor fue contundente al precisar la forma en que Televisa operaba, hablando claramente de “favores sexuales” y de actrices que debían cumplir con clientes especiales, o asistir a fiestas de sexo, drogas y más por un papel en una telenovela.  De esta manera, lo dicho por Mario Lafontane en 2016 coincide con lo revelado por Kate del Castillo, quien se negó a ir a una fiesta cuando grababa “Muchachitas”, (su primer telenovela en Televisa) a la que le pidieron que fuera sola y no en compañía de su novio de aquel entonces el actor Ari Telch.

En sus relatos LaFontane menciona a figuras como Gloria Trevi, Érika Buenfiel, Salma Hayek y Bibi Gaytán y a galanes como Eduardo Yáñez y Sebastián Rulli entre otros.

Otra historia que se suma a los relatos de prostitución en Televisa, es la de “La Casa de las Campanas”, un supuesto centro de reunión donde se llevaban a cabo bacanales sexuales entre actrices, empresarios, políticos y altos ejecutivos de la televisora de San Ángel.

El CEA de Televisa y su Cartera de Prostitución

El Centro de Educación Artística de Televisa surgió como un proyecto experimental a finales de la década de los setenta. “El Tigre”, Emilio Azcárraga Milmo, harto de que las protagonistas de sus melodramas fueran Lucía Méndez y Verónica Castro, llamó a su jefe de producción Víctor Hugo O´Farril para que formara un taller de actuación donde se capacitaran a nuevos talentos en el campo del baile, canto y actuación.

Aunque todo comenzó como una buena idea, para finales de los noventa, tal academia se transformó en una agencia de damas de compañía para famosos deportistas, acaudalados empresarios y políticos de alto nivel, convirtiendo el emporio de Emilio Azcárraga Jean en el mayor y más exclusivo burdel del país.

El Centro de Capacitación de Televisa, llamado en aquel entonces “El Teatrito”, era dirigido por la actriz Martha Zavaleta y la primera generación de personalidades que surgió fueron los actores y cantantes: Érica Buenfil, Edith González, Yuri, Guillermo Capetillo, Eduardo Palomo, Rebecca Jones y Alejandro Tommasi entre los más notables.

Para esas fechas, Televisa no era el emporio del canal de las estrellas, como se le conoce a últimas fechas. Su número de actrices y actores era limitado y para obtener un papel en alguna telenovela, había que pasar aduana, por decirlo de alguna forma, con Víctor Hugo O´Farril y Valentín Pimstein, y en el caso de los hombres con Ernesto Alonso.

El famoso “Señor Telenovela”, hizo debutar a Fernando Colunga, Eduardo Yáñez, Eduardo Palomo y Ernesto Laguardia en sus telenovelas gracias a sus favores sexuales, y otras actrices que también tuvieron que pagar derecho de piso fueron Salma Hayek, Thalía, Erika Buenfil, Adela Noriega y Nailea Norvind.

En sus comienzos, la red de prostitución en Televisa no estaba abierta a todos, pues las estrellas eran de consumo local para productores y altos ejecutivos, eventualmente se extendió a políticos de máximo rango.

Y como era de esperarse, “El Tigre” Azcárraga, seleccionó a ciertas actrices a las cuales catapultó a la fama como Silvia Pinal, Verónica Castro, Lucía Méndez y Adriana Abascal, a quien por poco convierte en Miss Universo.

Deja un comentario

Top