You are here
Home > Local > EN ALERTA POR NUEVAS DROGAS MAS PELIGROSAS EN LA CIUDAD

EN ALERTA POR NUEVAS DROGAS MAS PELIGROSAS EN LA CIUDAD

Las nuevas sustancias están disponibles en el mercado con fórmulas químicas alteradas que generan ataques de ansiedad y sicosis severa

Entre las drogas ilegales comienzan a encontrar un nicho los narcóticos de diseño, más potentes y de mayor peligro por su composición.

Drogas sintéticas fabricadas de manera artesanal se abren mercado en México y encienden los focos rojos por el consumo de mezclas de estupefacientes con venenos o químicos, que las hacen más adictivas y dañinas.

En México se han detectado estas drogas de diseño con los nombres de Incienso, Sales de baño, Cloud nine o Flakka.

Alejandro González Soto, del Instituto Mexicano para la Prevención y el Tratamiento de la Adicción, A.C., señaló que la droga conocida como Incienso, Spice o K2 contiene químicos que intentan igualar el ingrediente activo de la mariguana (THC).

“Pueden ser de 100 a 800 veces más potentes. También se han encontrado en ellos productos como fertilizantes, sosa cáustica y veneno para ratas”, explicó.

Sales de baño está hecha con químicos que, entre otras cosas, provocan ataques de ansiedad y sicosis severa.

Estas drogas pertenecen al grupo de las llamadas “nuevas sustancias sicoactivas” que no están reguladas y están disponibles en el mercado.

drogas sintéticas prenden alertas

Los narcomenudistas las preparan de forma empírica, mezclando estupefacientes con sustancias peligrosas que van desde fertilizantes hasta veneno para ratas

La disputa por el mercado de las drogas ilegales en México, como la mariguana, cocaína, heroína, crack, piedra e incluso algunos inhalantes como el “activo” o “thinner”, está abriendo un hueco a distintas drogas sintéticas que algunos narcomenudistas fabrican de manera artesanal.

En Estados Unidos, Rusia, Reino Unido y Brasil se han encendido los focos rojos de alarma por el consumo de mezclas de estupefacientes con venenos o químicos que hacen más adictivas y dañinas las drogas sintéticas, que comienzan a detectarse en México.

Algunas de estas drogas llevan los sobrenombres de Incienso, Sales de Baño, Cloud Nine, o Flakka y son consideradas drogas de diseño. Sus compuestos no se han podido determinar con exactitud, debido a que son un coctel en el que se incluyen cocaína, mariguana, raticida, sosa cáustica, medicamentos como paracetamol y hasta talco para los pies.

Alejandro González Soto, del Instituto Mexicano para la Prevención y el Tratamiento de la Adicción, AC, señaló que el supuesto Incienso, también conocido como Spice o K2, es una porción que contiene químicos que, en la mayoría de los casos, intenta reproducir el ingrediente activo de la marihuana, el THC.

“Los estudios de laboratorio demuestran que pueden ser de 100 a 800 veces más potente. También se han encontrado en ellos productos como fertilizantes, sosa cáustica y veneno para ratas”, explicó.

Mientras que las Sales de Baño están hechas principalmente con químicos parecidos a la anfetamina, como metilendioxipirovalerona (MDPV), mefedrona y provalerona, que no son más que sustitutos baratos de la cocaína o “LSD sintético” en forma de polvo que es inhalado, tragado o inyectado en la vena.

Los efectos secundarios que deja el consumo de esta mezcla de estupefacientes son boca seca, náuseas, ojos rojos, además de generar ataques de ansiedad, episodios de sicosis severa y reacciones erráticas en el comportamiento de los pacientes.

“Los que las toman sufren alucinaciones, oyen voces y ven cosas que no están ahí. Se encuentran en un estado de delirio”, explicó Maricarmen Tepayol Cano, maestra en sicología de las adicciones del Instituto de Prevención para la Atención de Adicciones.

Destacó que este tipo de drogas catinonas sintéticas, comúnmente conocidas como Sales de baño (bath salts), son drogas artificiales químicamente relacionadas con la catinona, un estimulante encontrado en la planta khat (Khat es un arbusto que crece en el Este de África y el Sur de Arabia, y cuyas hojas las personas mastican, de vez en cuando, por su efecto estimulante).

Las variantes sintéticas de la catinona pueden ser más potentes que el compuesto natural y, en algunos casos, mucho más peligrosas (Baumann, 2014).

Maricarmen Tepayol Cano señaló que las catinonas sintéticas pertenecen a un grupo de drogas que preocupan a los oficiales de salud pública, llamadas “nuevas sustancias sicoactivas” (New Psychoactive Substances, NPS por sus siglas en inglés). Las NPS son sustancias sicoactivas no reguladas que están nuevamente disponibles en el mercado, y cuya intención es la de imitar los efectos de drogas ilegales.

Algunas de estas sustancias pudieron haber estado en circulación por años, pero han reingresado al mercado con fórmulas químicas alteradas o debido a su nueva popularidad.

“Las catinonas sintéticas son comercializadas como sustitutos baratos de otros estimulantes como la metanfetamina, la cocaína y otros productos vendidos como “Molly” metilendioximetanfetamina (MDMA), que a veces contienen catinonas sintéticas”, dijo Tepayol Cano.

Dijo que el excesivo uso de estos preparados siempre es asociado con comportamientos homicidas y suicidas, y que a su vez el consumo cotidiano puede desencadenar una insuficiencia hepática y renal, así como convulsiones.

“Los usuarios pueden volverse paranoicos y pueden sufrir de alucinaciones intensas e incontrolables. Se pueden sentir aterrorizados y, a continuación, pasan a ser violentos y autodestructivos. Son muy adictivas”.

González Soto reiteró que los consumidores también han reportado agitación, insomnio, irritabilidad, convulsiones, ataques de pánico, pérdida de control del cuerpo, incapacidad para pensar claramente, vértigo, pensamientos suicidas, delirios y depresión.

Físicamente, sufrieron dolores en el pecho, frecuencia cardiaca rápida, hemorragia nasal, sudoración, náuseas y vómitos.

De las investigaciones que ha realizado el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA), las llamadas “nuevas” drogas son un mito en México, debido a que solamente se han registrado menos de cinco casos de consumo de cocteles de estupefacientes que son mezclas de cocaína, piedra, inhalantes y mariguana, sin llegar al grado de las llamadas popularmente Cloud Nine, Spice, K2, Potpourri, Plant Food, Jewelry Cleaner, Crystal Bubbly y Vanilla Sky.

Dentro de los cursos que imparte el IAPA, se enseña que las catinonas sintéticas usualmente adoptan la forma de un polvo cristalino, blanco o café, y son vendidas en pequeños paquetes plásticos o de papel aluminio etiquetados como “No apto para el consumo humano”.

Otra presentación que se tiene es como “alimentos para plantas”, “limpiador de

joyas” o “limpiador de pantalla de teléfonos”.

Las personas pueden comprar estos productos en internet y en tiendas de parafernalia de drogas bajo una variedad de nombres que incluyen Flakka, Paloma Roja (Bloom), Séptimo Cielo (Cloud Nine), Ola Lunar (Lunar Wave), Cielo de Vainilla (Vanilla Sky), Seda Azul (White Lightning) o Cara Cortada (Scarface).

Aumenta consumo

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016- 2017, el consumo experimental de drogas ilegales se ha acentuado en mujeres, que registran los porcentajes más altos.

De los 8.4 millones de personas que han consumido droga una vez en la vida, 6.5 millones son hombres, mientras que en 2011 fueron 4.8 millones, lo que representó un aumento del 25 por ciento.

En tanto hay 3.9 millones de mujeres, que comparado con las 926 mil detectadas en 2011, significa un aumento en el consumo experimental de drogas de 105 por ciento.

En adolescentes la cosa no es diferente: en 2017 se detectaron a 888 mil 800 personas de 12 a 17 años que han consumido drogas ilegales alguna vez en su vida.

En 2011 la cifra para este grupo de edad fue de 395 mil adolescentes, lo que representa un aumento del consumo experimental en este sector de 125 por ciento.

DE RECIENTE CREACIÓN
Estas son algunas de las nuevas drogas que han sido identificadas en países como Estados Unidos, Brasil, Rusia y Reino Unido, y que comienzan a ser detectadas en México.

Incienso, Spice, K2. Son una mezcla de químicos con los que se busca reproducir los efectos del Tetrahidrocannabinol (THC), el principal ingrediente activo de la mariguana.

Sales de Baño. Químicos parecidos a la anfetamina: metilendioxipirovalerona, mefedrona y pirovalerona. Están relacionados con la catinona, que es un estimulante encontrado en la planta khat, conocida por sus efectos estimulantes en el Este de África y Sur de Arabia.

Cloud Nine, Flakka, Lunar Wave, Vanilla Sky, White Lightning, Sarface. No se ha determinado con exactitud su composición, pero se han detectado fertilizantes, raticida, sosa cáustica, paracetamol y talco para pies.:

Efectos secundarios

Resequedad de la boca
Irritación de los ojos
Sudoración excesiva
Náuseas y vómitos
Taquicardia
Dolores en el pecho
Hemorragias nasales
Comportamiento errático
Ataques de ansiedad
Episodios de sicosis severa
Alucinaciones
Delirios
Paranoia
Comportamientos suicidas y homicidas
Insuficiencia hepática y renal
Convulsiones

Deja un comentario

Top