You are here
Home > Nacional > Cuestionan por qué asesinaron a la periodista Miroslava Breach?

Cuestionan por qué asesinaron a la periodista Miroslava Breach?

CIUDAD DE MÉXICO.- La detención, el día de Navidad, de Juan Carlos “N” alias el “Larry” o el “Wa Wa,”presunto autor intelectual del asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, estuvo precedida, días antes, por el asesinato de otro personaje integrante de la banda de “Los Salazar”.

Ramón Andrés Zavala, identificado como quien disparó contra la periodista y le causó la muerte, fue localizado sin vida. Fue asesinado el pasado 19 de diciembre y su cuerpo fue encontrado en una brecha cerca de Álamos, localidad de la que era originario y ubicada en los límites de Chihuahua y Sonora.

La Fiscalía de Chihuahua confirmó, hace unos días, la localización del cuerpo de Zavala Corral quien, según las investigaciones, habría sido el autor material del homicidio de quien fuera corresponsal del diario La Jornada en Chihuahua. El fiscal, César Augusto Peniche, informó que Zavala Corral estaba siendo buscado para su detención.

El individuo asesinado trabajaba bajo las órdenes del Cártel de Los Salazar, grupo criminal que a, su vez, es parte del Cártel de Sinaloa, según las indagatorias en curso . Los Salazar operan en la región limítrofe entre Chihuahua y Sonora, y es una organización dedicada al cultivo y trasiego de marihuana y amapola para ser enviada a Estados Unidos por Arizona.

Versiones de la prensa local señalan que el presunto asesino material fue a su vez asesinado, por haberse jactado de ser al autor de la muerte de la periodista. Versiones de fuentes cercanas a la Fiscalía señalan que probablemente fue asesinado porque estaba cerca de ser detenido.

Chínipas y el asesinato

Miroslava Breach fue asesinada a balazos a las 7:06 horas del jueves 23 de marzo cuando esperaba, a bordo de su camioneta, a su hijo Carlos para llevarlo a la escuela. Dos sujetos que tripulaban un vehículo Malibu Chevrolet gris, estaban ahí, con la orden de asesinar a Miroslava.

Breach Velducea se dedicó a investigar la corrupción y de criminales y políticos en su natal Chínipas, por lo que organizaciones como Reporteros sin Fronteras y Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) se encuentran observando la actuación y el contexto en Chihuahua.

Declaraciones del fiscal, citadas por el diario Debate, revelaron que el homicidio de Miroslava, el 23 de marzo afuera de su domicilio, obedeció a “… una venganza del grupo delictivo, al sentirse “traicionados”, pues la periodista publicó varios reportajes sobre la forma en que éstos despojaban a los lugareños de sus tierras.

Miroslava realizó investigaciones sobre la corrupción y escribió sobre Crispín Salazar Zamorano, líder criminal de la banda delictiva Los Salazar, quienes hicieron una limpia de los que consideraban sus enemigos para lograr el control desde San Rafael, Bahuichivo, Guazaparez, Témoris, Chínipas y los poblados de Milpillas, La Lobera, Las Chinacas y El Huicochi, en estas últimas la periodista logró documentar el desplazamiento forzado y las masacres a las familias. Ello al quedarse Crispin al mando de la plaza, tras la aprehensión de su hermano Adán Salazar, quien se encuentra en un penal de máxima seguridad, señalaron las fuentes.

“Lo que sabemos es que Los Salazar estaban molestos con ella, no por el contenido de sus reportajes como tal, sino por el hecho de que alguien de su tierra los exhibiera. Para ellos fue una traición que alguien de Chínipas, el lugar donde ellos nacieron, sacara a la luz pública los abusos que cometían y la forma en que quisieron imponer candidatos en la pasada elección”, indicó el funcionario.

Rosa María Breach Velducea, hermana de la periodista, hizo señalamientos críticos durante el acto conmemorativo de los seis meses del asesinato de Miroslava. En ese momento, el gobernador Javier Corral informó que valoraba dar a conocer la investigación, a la que llamó modelo, realizada por la Fiscalía General (FG) del estado. Fue el diario El Heraldo de Chihuahua quien reveló información clave de la investigación.

El rotativo publicó información filtrada de la investigación, según la cual, el móvil del asesinato fue la venganza del grupo delictivo Los Salazar, liderado por el preso federal Adán Salazar Zamorano, Don Adán y su hermano Crispín Salazar Zamorano, tíos del ex precandidato de PRI a la alcaldía de Chínipas, municipio serrano que lidera el grupo perteneciente al Cártel de Sinaloa.

La revista Proceso publicó en octubre de este año que “el PRI postuló a Juan Salazar Ochoa como precandidato a la alcaldía de Chínipas, colindante con el estado de Sonora. Luego de la publicación de reportajes en La Jornada y en Proceso, sobre la relación del precandidato con los capos del narcotráfico en la región, sustituyeron a Juan Salazar por otro candidato que ganó y hoy gobierna.”

Una vez publicado el reportaje y otros sobre desplazamiento forzado en la región, señaló la revista, “… llegaron las amenazas y la presión de panistas para deslindar al exalcalde de Chínipas, Hugo Amed Schulz Alcaraz (actual funcionario estatal), de la supuesta filtración de información del parentesco de Juan Salazar con los líderes delictivos”

Según la publicación, Miroslava Breach “…también cuestionó de manera reiterada, en la columna en la que colaboraba, Don Mirone, del Norte de Juárez, la protección que Hugo Schulz daba a los delincuentes en el municipio.

Por lo menos en la información filtrada y publicada por El Heraldo de Chihuahua, no se menciona que haya una investigación sobre los políticos que habrían postulado y luego sustituido a Juan Salazar.

Tampoco habla de los audios localizados en una computadora durante un cateo realizado la misma semana del homicidio de la periodista, en una vivienda relacionada con la familia Salazar, a la que llegaron con el rastreo del vehículo en el que llegaron hasta la periodista para quitarle la vida.

En 13 de septiembre pasado asesinaron, frente a su familia, al sobrino de Hugo Schulz, Adrián Schulz, en el estacionamiento del centro comercial Sams, al norte de la ciudad de Chihuahua. De ese caso no se conoce nada, la dependencia estatal tampoco hizo pública la identidad”, señaló Proceso.

“Vengo de una tierra herida”

Patricia Mayorga, colega y amiga de la periodista asesinada y corresponsal de Proceso en Chihuahua, recibió en noviembre de este año el Premio Internacional por la Libertad de Prensa que otorga el Comité para Proteger a los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Junto con tres periodistas más de otras partes del mundo, Mayorga recibió el galardón esa noche de manos de la actriz ganadora del Oscar Meryl Streep, en la ciudad de Nueva York.

La reportera mexicana tuvo que salir del país este año, debido a amenazas en su contra, luego del asesinato de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada en Chihuahua, con quien compartió diversas coberturas.

Tanto Mayorga como Breach cubrieron la infiltración del narcotráfico en la política de aquella entidad, particularmente en el PRI. Dedicó el premio justamente a Miroslava Breach y también a Javier Valdez, periodista asesinado en Sinaloa meses después del crimen contra Miroslava.

“Este premio es por y para Miroslava y Javier, quienes nos dejaron el gran reto de desnudar la narcopolítica y a los corruptos que tan inmenso daño le hacen a nuestro pueblo. Ahora parece imposible que podamos lograr un país sin impunidad y sin sangre inocente. Admito que es difícil, pero no acepto que sea imposible”, dijo.

Durante su discurso, Mayorga señaló:

“Vengo de una tierra herida, donde aprendemos a vivir con el dolor extremo y la injusticia que se hizo costumbre. De un país en el que campea la narcopolítica y necropolítica. Conocemos perfectamente el riesgo y algunos han optado por cumplir con su deber.

“Dos meses antes de que la asesinaran Miroslava Breach y yo nos preguntábamos ¿por qué seguíamos? Ella se negaba a ser cómplice y yo a defraudar a a gente que ha confiado y ha puesto su última esperanza en el periodismo. Miroslava tenía claro el riesgo de investigar la narcopolítica, sobre todo en la Sierra Tarahumara, donde controla el crimen organizado hace años, donde lo cotidiano es el desplazamiento forzado las desapariciones forzadas, la muerte y el silencio cómplice. Contra toda lógica y en estado de indefensión para los periodistas en México era necesario seguir y seguimos. La mataron el 23 de marzo, 2 meses después asesinaron a Javier Valdez, en Sinaloa, por cubrir victimas del narcotráfico. Yo me refugié en Perú, protegida por el CPJ. Llegué con el alma quebrada, con una lápida dolorosa y cuestionando ¿por qué Miroslava estaba muerta? La angustia es profunda y pulveriza el cuerpo, pero de ese abismo emergió la fuerza nuevamente para lucha con mayor determinación, mejor preparada.

“En México, la mayoría de las empresas periodísticas incumplen con el mínimo de seguridad. Ejercemos entre varios fuegos, desde los gobiernos que estigmatizan, espían y criminalizan a los periodistas, hasta los cárteles. Entre los que intentan controlar y destruir al periodismo, donde se condiciona la línea editorial a convenios de publicidad oficial, a costa del dolor exacerbado de los mexicanos. Este premio es por y para Miroslava y Javier, quienes nos dejaron el gran reto de desnudar la narcopolítica y a los corruptos que tan inmenso daño le hacen a nuestro pueblo. Ahora parece imposible que podamos lograr un país sin impunidad y sin sangre inocente. Admito que es difícil, pero no acepto que sea imposible,” finalizó Mayorga,

Deja un comentario

Top