gototopgototop
banneruacjabril

La Fiscalía General del Estado ha logrado mantener el control de los Centros de Reinserción Social de la entidad desde hace seis años sin que se presente un solo motín o riña campal, acción que permite fortalecer la seguridad de más de ocho mil hombres y mujeres que compurgan alguna sentencia al interior de los penales.

 

Fue el 27 de julio de 2011 cuando se tuvo el registro del último motín en el estado de Chihuahua, mismo que tuvo lugar en el entonces Cereso municipal de ciudad Juárez y que dejó como saldo la 17 personas sin vida.

 

De acuerdo con datos oficiales el conflicto inició cerca de las 22:00 horas y fue controlado cinco horas después, con la intervención de la Policía Estatal, Policía Federal y del Ejército Mexicano, tras el enfrentamiento entre bandas delincuenciales.

 

Este ambiente de descontrol y autogobierno contribuyó para que en menos de un año, se presentaran 14 motines, mismos que dejaron cientos de muertos y decenas de reos fugados.

 

El Fiscal Especializado en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Jesús David Flores Carrete, dio a conocer que actualmente, se han implementado medidas muy estrictas de seguridad como traslados inter estatales de reos, revisiones diarias y capacitación del personal, a fin de evitar que se vuelvan a suscitar este tipo de hechos.

 

“En lo referente al tratamiento de personas privadas de la libertad, esta Fiscalía Especializada ha trabajado con programas de reinserción como: terapias psicológicas, actividades deportivas, educativas, culturales, y laborales, además de servicios de salud, lo cual permite mantener la gobernabilidad de estos penales”, expresó.Ceresos


 

 

Banner_300x250

 

 

uacjmini

 

 

banner_wero